Liqui Pascual aboga por urgente revisión de altos salarios devengan funcionarios del Estado
Martes, 20 Abril 2021

Síguenos 

El dirigente del Partido Dominicanos por el Cambio (DxC), Liqui Pascual, hace un llamado al liderazgo nacional para que de manera impostergable agregue a la agenda inmediata, la revisión de la alta remuneración que en ciertos sectores el Estado está pagando por concepto de salario. Debemos prestar atención a que la incorporación de un “técnico” al servicio del Estado ha dado paso a la creación de irritantes privilegios en provecho de un nivel de servidores públicos cuyos salarios están muy por encima de lo que en similar situación paga el sector privado. 

Con eso, la nómina pública ha sido distorsionada y lo peor es que el personal que ciertamente trabaja y que ocupa puestos imprescindibles para el funcionamiento de tal o cual institución, sigue sumergido en salarios de miseria. Hemos llegado al extremo de importantizar más un departamento superfluo con el nombramiento de todo un equipo para el maquillaje y el espectáculo, en pleno detrimento de aquellos servidores que son dela esencia de una institución pública. El problema no nace con estas autoridades, pero aún subsiste.    

Lamentablemente, decir que no tendríamos servidores serios y capaces debido a que los salarios son bajos, es tan vergonzoso como argumentar que vamos a pagar más de lo que ofrece el mercado privado para que la genta sea seria o para que preste servicios en forma eficiente.  Pero al final no tenemos ni la seriedad ni la eficiencia. Si una persona no tiene vocación de servicios que se vaya a crear su propio negocio. 

Si demanda de alto salario para conducirse con seriedad, es un gesto de hipocresía, un simulador.  Se trata de una práctica que le ha restado sentido humano al servicio público y que ha colocado al sector privado en condiciones de desventajas extremas para poder competir. No importa la profesión o la especialidad, el Estado no debe remunerar con una suma superior a la que por idénticos servicios pagaría el sector privado. Hemos desincentivado la participación de técnicos y profesionales en el sector privado, la comodidad sin evaluar desempeño se ha mudado a la nómina pública y no está dominada por el político del barrio.     

Desde el fortalecimiento de la revolución industrial el Estado ha sido un singular compañero de viaje de las relaciones laborales con el sector privado y más específicamente del trabajo dependiente. Esto lo decimos por la versatilidad con que se ha producido en respuesta a los estímulos económicos y sociales que históricamente se han venido produciendo en el escenario productivo. El sector privado no puede competir con los altos salarios que paga el Estado en contratos y asesorías por la labor rendida, lo que da al traste con que los ciudadanos tengan un mayor estimulo por el trabajo en el sector público en desmedro del trabajo privado.  

Hoy en día el Estado dominicano no soporta la carga económica de las nóminas que se pagan en las diversas instituciones estatales, lo que ha venido a convertir el mismo en un estado paternalista, cuando su función esencial es apoyar y regular el aparato productivo nacional, el cual sentara las bases para la creación de empleo de calidad para nuestros ciudadanos.  

Es por ello  que en nuestra sociedad el estado parce ser entonces el lugar  más importante  para la obtención  de un empleo o un contrato de servicio,  en consecuencia, el mismo tiende a ser visto  como un botín y la política el camino para llegar al poder y obtener ese botín. Es decir, la política tiende a ser  como uno de los mecanismos más seguro para acceder a mejores niveles de vida y seguridad  a través de la obtención de un empleo o de arreglos que arrojen importantes beneficios y posibilidades de acumulación, tráfico de influencia para la obtención de enriquecimiento por vías no lícita llegando a la corrupción. EL nombramiento es un premio

En ese sentido proponemos un diálogo que lleve a un pacto con la participación de todos los sectores de la sociedad, en el cual se hagan realidad las reglas sobre tope salarial y podamos exhibir salarios equilibrados al comparar el del Estado con el sector privado. No deben faltar, la eliminación de duplicidad de funciones y contratos de los servidores públicos y eliminación de instituciones que solo sirven para general gasto en empleomanía estatal. 

El Centinela Digital

El Centinela Digital

Medio digital informativo y veraz, el periodismo de este tiempo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¡Déjanos saber tu opinión!

Somos un medio de carácter profesional e independiente, que pone todo su énfasis en un periodismo moderno, abierto, objetivo y plural, fundado en Junio del 2007. Para mayor información contáctanos.

Suscríbete

Suscríbete para recibir noticias exclusivas, entrevistas y mucho más por correo.